Utilizado a menudo como alternativa a los productos lácteos, el tofu es un alimento que desde Asia se ha impuesto en todo el mundo, en la ola de un número cada vez mayor de personas que optan por una dieta vegana, pero no solo. Mucha gente, por curiosidad o por necesidad, se ha preguntado si el tofu es libre de gluten. La respuesta requiere algunas especificaciones importantes.

El tofu es un alimento hecho de leche de soja, que se deja cuajar, se prensa y se enfría. Lo que técnicamente no incluye la presencia de ningún gluten residual. Sin embargo, el asunto no es tan simple. El proceso de fabricación más o menos industrializado puede implicar el riesgo de contaminación a varios niveles: desde la granja hasta el restaurante. Por esta razón, es aconsejable confiar siempre en proveedores, marcas y restauradores de confianza que sirvan productos sin gluten certificados.

Otro aspecto a considerar son las diferentes variedades del producto. Hay diferentes tipos de tofu saborizado a los que hay que prestar mucha atención. Muchas de las variantes están de hecho aromatizadas o marinadas con ingredientes como la salsa de soja. No todo el mundo sabe, de hecho, que este último contiene agua, trigo, soja y sal. Esto inevitablemente incluye la presencia de gluten. El tofu no contiene gluten, con algunas excepciones importantes que hay que tener en cuenta leyendo cuidadosamente las etiquetas y buscando la marca de certificación "sin gluten".

Por eso, en cualquier circunstancia, debemos siempre consultar y preguntar sobre los orígenes de los productos, bien sea a representantes de las empresas o médicos especialistas en el tema.