Si crees que las palomitas de maíz no tienen gluten, tienes razón, pero como algunos saben, no siempre es una certeza. Ten en cuenta estas consideraciones para evitar males mayores.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 22 Segundos
Las palomitas de maíz, un antojo que debes chequear antes de consumir

¿Las palomitas de maíz son siempre sin gluten? Mucha gente piensa que sí, después de todo, el maíz es un grano sin gluten, pero este bocadillo, si se prepara industrialmente, puede dejar de considerarse sin gluten. La culpa no es de algún procesamiento particular del maíz, sino de la posible adición de aditivos, a los que hay que prestar cierta atención si se quiere evitar el gluten a toda costa.

Bajo el fuego se encuentran ciertas coberturas y condimentos que pueden contener gluten, que obviamente pueden terminar en las palomitas de maíz más picantes. Este problema se convierte en uno real, entonces, cuando las palomitas de maíz no se dejan al natural, sin gluten, sino cuando se cubren con ingredientes especiales.

Afortunadamente, estos sabores son más comunes en los Estados Unidos y Europa que en la misma latinoamérica, pero cuando se compran palomitas de maíz empaquetadas siempre es mejor vigilar la etiqueta, debido a la mayor importación de nuestros países latinoamericanos con respectos a las regiones del norte. Hay que prestar especial atención a todos aquellos condimentos que intentan imitar el sabor de la carne: a menudo se reproducen con la ayuda del seitán, el músculo del trigo, que es muy rico en gluten.

Otro ingrediente que puede utilizarse es el almidón modificado, que puede producirse a partir del trigo, por lo que contiene gluten. Este compuesto se encuentra principalmente en las palomitas de maíz con sabor a salsa de barbacoa o de búfalo, por lo que los europeos deberíamos estar bastante seguros.