Pollo a  la cazadora

El Pollo a la Cazadora es un platillo reconfortante y lleno de sabor. Las zanahorias, cebolla y vino blanco crean un sofrito sabroso que realza la jugosidad del pollo. Ideal para disfrutar en familia, acompañado de arroz blanco o papas. Una receta clásica que nunca pasa de moda.

Plato Principal
1 hora
4 Porciones
Sin glúten

En esta receta de Pollo a la cazadora, las zanahorias y la cebolla se cortan en cubitos y se sofríen hasta que estén suaves.

Luego se añade el pollo picado, se dora y se le incorpora vino y romero.

El tomate triturado se une a la mezcla y se deja cocinar a fuego lento hasta que los sabores se mezclen a la perfección.

Una delicia para compartir en familia.

Ingredientes

1 ½ kilogramo de Pollo

1 Zanahoria

½ Cebolla

1 Tallo de apio españa

450 gramos de Tomates pelados

200 mililitros de Vino blanco

1 cuchara de Aceite de oliva

1 Ramillete de romero

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Se pelan las zanahorias, se cortan en cubitos, se procede de igual manera con la cebolla y el tallo de apio España.

Paso 2 : En una olla con aceite se sofríen las verduras.

Paso 3 : Una vez que estén suaves, se incorpora el pollo picado en trozos y se deja dorar durante 3 minutos por todos los lados.

Paso 4 : Se agrega el vino, se deja evaporar el alcohol y luego se añade el romero.

Paso 5 : Mientras tanto, se tritura el tomate pelado con un tenedor y se incorpora a la olla.

Paso 6 : Se tapa y se deja cocer durante 30 minutos, luego se destapa y se deja continuar la cocción por otros 30 minutos.

Paso 7 : Se ajusta la sal y la pimienta al gusto.

Paso 8 : Una vez listo, se puede acompañar el pollo a la cazadora con papas.