Pollo glaseado

Es un platillo exquisito con un sabor agridulce e inspiración asiática. El pollo se deja marinar en el jugo de limón con jengibre, esto hace que la carne se suavice y absorba un sabor y aroma tentador. Luego es glaseado con una rica mezcla de miel, salsa de soya y mostaza
1 hora
4 Porciones
Sin glúten

Ingredientes

900 gramos de Muslos de pollo

70 gramos de Miel

30 gramos de Salsa de soya

1 Diente de ajo

1 cuchara de Mostaza

1 Limón

Jengibre

Aceite de oliva

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Quitas la piel a los muslos de pollo, los salpimientas y los condimentas con el jugo de limón, el jengibre fresco rallado. Dejas marinar durante 30 min

Paso 2 : En una sartén viertes algunas cucharadas de aceite y agregas el ajo en su piel y cuando el aceite esté caliente incorporas el pollo y lo dejas dorar por todos lados

Paso 3 : Mezclas la miel con la salsa de soya y  la mostaza

Paso 4 : Cuando el pollo esté bien dorado, agregas la mezcla de miel que has preparado previamente, añades un vaso de agua, tapas y dejas cocer durante 20 min a fuego bajo.

Paso 5 : Una vez que el pollo esté bien cocido y glaseado, agregas un poquito de agua si es necesario, regulas la sal y la pimienta. Listo para servir.

Ayúdanos compartiendo